Cómo un grupo de astrónomos aficionados logró descubrir un exoplaneta que eludió a la NASA

Cómo un grupo de astrónomos aficionados logró descubrir un exoplaneta que eludió a la NASA

El exoplaneta, que toma el nombre de TOI-2180 b, estaba «oculto» entre los datos recopilados por el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS). En el futuro, la NASA espera poder utilizar el telescopio espacial James Webb para estudiar el descubrimiento en detalle.
Cómo un grupo de astrónomos aficionados logró descubrir un exoplaneta que eludió a la NASA

El año pasado, un grupo de astrónomos aficionados logró hacer un descubrimiento que eludió los algoritmos de la NASA: un exoplaneta gaseoso de tamaño similar a Júpiter a unos 379 años luz de la Tierra.

El descubrimiento fue analizado por científicos que, esta semana, publicaron sus hallazgos en la revista científica Astronomical Journal, presentándolos también en un evento de la American Astronomical Society.

La NASA explica que el exoplaneta, que toma el nombre de TOI-2180 b, estaba «oculto» entre los datos recopilados por su Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS).

En general, los investigadores usan un software dedicado para navegar a través de la gran cantidad de datos de TESS, luego analizan los patrones de luminosidad alrededor de las estrellas para ver si hay planetas en el camino.

Dado que se necesitan múltiples conjuntos de datos para identificar patrones, ciertos casos pueden escapar a los «ojos» de los algoritmos. TOI-2180 b fue uno de estos casos, ya que presentó un comportamiento inusual, tardando unos 261 días en completar un viaje alrededor de su estrella.

Sin embargo, en febrero del año pasado, un grupo de astrónomos aficionados liderado por Tom Jacobs, que analiza los datos de TESS en busca de nuevos planetas, detectó, utilizando un software llamado LcTools, un patrón de luminosidad que eventualmente condujo al descubrimiento del exoplaneta.

El grupo alertó a dos científicos, Paul Dalba de la Universidad de California en Riverside y Diana Dragomir de la Universidad de Nuevo México, sobre el descubrimiento. Luego, los expertos se dedicaron a realizar nuevas observaciones a través del telescopio Automated Planet Finder en California, dedicando alrededor de 500 días y 27 horas a analizar la órbita del exoplaneta.

El «baile» para abrir el escudo protector ha terminado. Telescopio espacial James Webb comienza a estar listo para nuevos descubrimientos.

El «baile» para abrir el escudo protector ha terminado. Telescopio espacial James Webb comienza a estar listo para nuevos descubrimientos.

También se organizó una campaña de observación que reunió a astrónomos profesionales y aficionados de todo el mundo y se desarrolló durante 11 días. Aun así, los científicos creen que se necesitará un conjunto de observaciones y más análisis para confirmar la existencia del exoplaneta.

En el futuro, la NASA espera poder utilizar el telescopio espacial James Webb para estudiar en detalle el exoplaneta descubierto. Recuerde que el telescopio, que fue lanzado al espacio el día de Navidad, completó recientemente la «danza mecánica» para abrir su escudo solar de cinco capas, aproximadamente del tamaño de una cancha de tenis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido con licencia Safe Creative y sujeto a ley de propiedad intelectual. Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril