Categoría: Teorías

Las bacterias y virus vienen del espacio. ¿Y nuestras emociones también?

Las bacterias y virus vienen del espacio. ¿Y nuestras emociones también?

Las bacterias y virus vienen del espacio. ¿Y nuestras emociones también?

Si tal y como se dice la vida no se originó en la Tierra, sino que se afirma que la trajeron los cometas a modo de “inseminación” mediante una “lluvia espacial fecundadora” de partículas con muchos compuestos de materia orgánica, cabe quizás afirmar y presumir que, por exactamente el mismo procedimiento, actualmente estamos recibiendo del espacio sin mayor atisbo de dudas, toda una nueva gama de “espermatozoides del espacio” en forma de microorganismos (bacterias, virus…) que, sin duda alguna en algunos casos, pueden llegar a provocar enfermedades quién sabe si comunes o no entre la población… El caso es que el conocimiento actual de la microbiota y el viroma humano nos hacen pensar en otras coasa que dan un poco de “yuyu”…

El profesor Chandra Wickramasinghe, un famoso astrofísico de la Universidad de Gales (Reino Unido), nacido en Sri Lanka, habló hace meses en el diario español EL PAÍS sobre estas atrevidas y tan apasionantes teorías o afirmaciones casí sobre las causas y la evolución de la vida.

Siguiendo esta apasionante línea argumental, la gripe y el sida quizás tendrían un origen cósmico… quien sabe…!!

El caso es que hoy día con el conocimiento de términos como psicobióticos o psicodisbiosis, temas relacionados con la flora intestinal o microbiota, sabemos que estos afectan a nuestro organismo, pero también a nuestras emociones. Entonces: ¿Vienen nuestras emociones tambien del espacio?  Las conclusiones de un reciente estudio sobre cómo la mente influye en la microbiota, que ha sido liderado por el experto en probióticos y socio científico de la SEPYP José Antonio Sánchez,  presentadas en La facultad de medicina de la universidad de Santiago de Compostela en el congreso de la Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (SEPyP), abren un nuevo debate sobre esta relación intestino cerebro, pero que pasa si estos microorganismos son “extraterrestres”

En el caso del sida, el experto profesor Chandra Wickramasinghe opina que “o se escapó de un laboratorio o vino de fuera”.

Respecto a la gripe, describe todo un proceso harto complejo sobre cómo este especialista cree que el virus viaja en un eficaz medio de transporte, los cometas, y se almacena en la estratosfera antes de precipitarse sobre los terrícolas, en periodos estacionales, debidamente camuflado a bordo de pequeñas gotas de agua.

El profesor Chandra Wickramasinghe cita a sus propios estudios, que según el demuestran que los miembros de una familia donde haya una persona afectada tienen la misma probabilidad de contraer el mal que el resto de la población, y se remonta a la peor epidemia de gripe de la historia, la de 1918 y 1919, que se cobró 30 millones de vidas, para recordar que entonces el virus apareció el mismo día en diferentes partes del mundo.

El profesor Chandra avala sus puntos de vista con más de tres décadas de investigación sobre el papel de las estrellas y de los cometas.

Estación Espacial

El 20 de enero de 2001, la Organización de Investigación Espacial de la India llevó a cabo un vuelo en globo desde Hyderabad, India, para recoger el polvo estratosférico a una altura de 41 kilómetros, para someterlo a pruebas para detectar la presencia de células vivas. Entre los colaboradores de este proyecto se incluía un equipo de científicos del Reino Unido dirigido por Wickramasinghe. En un artículo presentado por primera vez en una conferencia de SPIE en San Diego en 2002, se defendió la detección de microorganismos viables a más de 41 kilómetros apoyada en las evidencias presentadas.1

Estos datos son sin duda el mejor indicador actual de la teoría de la panspermia – la introducción de las bacterias transportadas por los cometas.

Pero los argumentos todavía no permiten concluir si estos microbios proceden del espacio, o han sido transportados a 41 km de altura desde la superficie de la Tierra.

Un agujero negro expulsado de su galaxia

Un agujero negro expulsado de su galaxia

Un agujero negro expulsado de su galaxia

Los investigadores creen que  se debe a una emisión asimétrica de ondas gravitacionales.

Casi todas las galaxias de gran tamaño albergan en su centro un agujero negro supermasivo. Ahora se ha detectado uno de estos objetos apartado 35.000 años luz del centro de su galaxia. Es la primera vez que se observa un agujero negro supermasivo tan alejado del lugar en el que cabría esperar encontrarlo. Además, las mediciones espectroscópicas del gas que rodea al coloso indican que este se estaría alejando del centro galáctico a una velocidad de 7,5 millones de kilómetros por hora, o 2000 kilómetros por segundo. El trabajo, firmado por Marco Chiaberge, del Instituto para la Ciencia del Telescopio Espacial, y otros investigadores, se publica en Astronomy and Astrophysics.

Aunque en el pasado se han detectado otros agujeros negros supermasivos que también parecían estar escapando de su galaxia hospedadora, las pruebas al respecto nunca han sido concluyentes. El curioso fenómeno referido ahora ha sido observado en 3C 186 —una galaxia distante que los astrónomos ven hoy tal y como era hace unos 8000 millones de años (presenta un desplazamiento al rojo de 1,07)— gracias a las imágenes del telescopio espacial Hubble y datos del observatorio de rayos X Chandra y el Sondeo Digital del Cielo Sloan. Los investigadores estiman que la masa del agujero negro asciende a unos 1000 millones de masas solares y que la energía necesaria para expulsarlo equivaldría a la de 100 millones de supernovas explotando a la vez. ¿Cómo explicar semejantes cifras?

Las ondas gravitacionales son perturbaciones del espaciotiempo que se propagan a la velocidad de la luz. Predichas por la teoría de la relatividad general de Albert Einstein, se generan cuando objetos muy masivos sufren fuertes aceleraciones. Hace poco más de año y medio, el Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser (LIGO), en EE.UU., consiguió detectarlas de forma directa por primera vez. En los dos casos confirmados hasta ahora, las ondas también fueron producidas por la colisión y posterior fusión de dos agujeros negros. Sin embargo, se trataba de agujeros negros de masa estelar; es decir, millones de veces menos masivos que los que suelen ocupar el centro de las grandes galaxias.

 

La teoría del Bing Bang

La teoría del Bing Bang

teoria bing bangEl gran estallido o teoría del Bing Bang es el punto donde emerge la materia de la nada y da origen al “universo” hace 14 mil millones de años. Cada partícula entre electrones, positrones, mesones, bariones, neutrinos, fotones, etc, fueron ocupando rápidamente su espacio en todas direcciones, alejándose una de otra, ocupando toda la superficie. El universo se transformó de opaco a transparente debido a la acción de los fotones. Estudios más recientes indican que el helio y el hidrógeno habrían sido los productos primarios del Big Bang, en la expansión se enfriaron y se condensaron en las estrellas.

La teoría física del Bing Bang no es la única en cuanto a la creación del universo, simplemente es la más popular, es la más aceptada. Sin embargo, los científicos desconocen con exactitud el modo en que el universo evolucionó tras el Big Bag, creen que la materia se enfriaba al paso del tiempo, y luego comenzaron a formarse diversos tipos de átomos, los que finalmente se condensaron en las estrellas y galaxias actuales; aunque esta teoría ha dejado sin respuestas muchas interrogantes y sin pruebas algunos estudios e investigaciones.

Los trabajos de Alexander Friedman en 1992, y de Georges Lemaitre en 1927, de la teoría de la relatividad demostraron que el universo se encontraba en constante movimiento. Para 1929 Edwin Hubble, astrónomo estadounidense, descubrió galaxias más allá de la Vía Lactea, manteniendo una expansión constante del universo. George Gamow en 1948, un físico ucraniano, nacionalizado estadounidense, planteó que el universo se creó a raíz de una gran explosión, lo que conocemos como la teoría del Bing Bang.

Esta teoría se desarrolló a través de avances teóricos y observaciones, y los nuevos datos aseguran que la expansión del universo está en aceleración, llevando a la hipótesis de la energía oscura, que estaría presente en el espacio, ejerciendo presión resultando en una fuerza gravitacional repulsiva.

Para los cosmólogos la teoría del Bing Bang es la más acertada, según el hecho que el universo que observamos inició hace un tiempo finito. El universo se expandió a partir de un estado denso y caliente y actualmente continúa expandiéndose.

Esther R.

la galaxia enana de Sagitario está cayendo sobre el disco de la Vía Láctea

la galaxia enana de Sagitario está cayendo sobre el disco de la Vía Láctea

La galaxia enana de Sagitario está cayendo sobre el disco de la Vía Láctea

Investigadores españoles confirman que la galaxia enana de Sagitario está cayendo sobre el disco de la Vía Láctea, en la vecindad solar

Notas de Prensa
Instituto de Astrofísica de Canarias. Organizan Cursos en Canarias

Los resultados de este estudio han sido publicados, el pasado 10 de mayo, en la revista especializada The Astrophysical Journal

David Martínez-Delgado, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Emilio J. Alfaro, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA )-Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Jorge Peñarrubia, de la Universidad Vitoria de Canadá, en colaboración con M. Juric, del Instituto de Estudios Avanzados de Princenton, y Z. Ivezic, de la Universidad de Washington, han hallado nuevas evidencias observacionales del cruce, por las proximidades del Sol, de una corriente de estrellas perteneciente a la galaxia enana de Sagitario.

La galaxia enana de Sagitario fue descubierta en 1994 por investigadores de la Universidad de Cambrigde. Los estudios realizados por investigadores del IAC en 2001 demostraron que esta galaxia se encuentra en un avanzado proceso de destrucción por la fuerza gravitatoria de la Vía Láctea.

La manifestación más espectacular de este fenómeno es el desarrollo de una extensa corriente de marea, auténticos ríos de estrellas, que envuelve a nuestra galaxia en una órbita polar. Los modelos teóricos de la corriente de marea de Sagitario predicen que su cola Norte lleva a cabo un bucle cerrado y se precipita casi verticalmente sobre el disco de la Vía Láctea.

En enero de 2006, un grupo de astrónomos americano anunció el descubrimiento de un nuevo satélite de la Vía Láctea en la constelación de Virgo, a partir del análisis de la posición y distancia de 48 millones de estrellas medidas con el “Sloan Digital Sky Survey “. El nuevo sistema estelar detectado presenta un impresionante tamaño angular (se estima que cubre más de 1000 grados cuadrados) siendo la proyección en el cielo de una gigantesca estructura estelar casi perpendicular al plano Galáctico.

Su extensión podría llegar a cruzar el disco en una posición cercana al Sol. Los autores de esta investigación, concluyeron que se trataba de los restos de un sistema estelar cercano anteriormente desconocido, en un avanzado estado de destrucción por las fuerzas de marea de nuestra galaxia.

Al comparar la posición y estructura en Virgo con los modelos teóricos de la corriente de marea de Sagitario, los investigadores españoles, han llegado a la conclusión de que este escombro estelar en Virgo es la proyección en el cielo de la corriente de Sagitario aproximándose al Sol en su caída sobre el disco Galáctico.

Esto proporciona una explicación natural de su gigantesca extensión en el cielo, ya que estamos atravesando una corriente colimada de estrellas.

Es posible encontrar una analogía con las tormentas de estrellas fugaces de las Leónidas, momento en el que la Tierra atraviesa una corriente de partículas.

Durante la fuerte tormenta de Leónidas de 1887, algunos observadores divisaron una mancha difusa gigantesca en el firmamento en una posición cercana al radiante (la zona del cielo donde parece originarse la lluvia) producida por la proyección en el cielo del tubo meteórico, cuyas partículas dispersaban la luz solar.

Este fenómeno, pudo ser fotografiado por primera vez durante la tormenta de 1998. En el caso de Sagitario las partículas son las estrellas de esta galaxia enana, cuya densidad se distribuye en una enorme mancha en el cielo, en una posición cercana a Virgo.

Luz sobre la materia oscura

El grupo español concluye que Virgo no es una galaxia satélite desconocida orbitando la Vía Láctea, tal como se anunció en 2006, sino los restos de marea de Sagitario “lloviendo” sobre la vecindad solar. Sorprendentemente, esto significa que podemos esperar la presencia de restos de la cola de Sagitario en la proximidad del Sol, y sus estrellas podrían identificarse a partir de su enorme velocidad espacial, moviéndose en dirección casi perpendicular al plano de nuestra galaxia.

Este descubrimiento constituye una oportunidad única en la búsqueda de materia oscura, dada la posibilidad de encontrar considerables cantidades de la misma en la zona de la corriente estelar de Sagitario que cruza la vecindad solar. El nuevo reto para los astrónomos del IAC es confirmar, mediante experimentos de física de partículas como el proyecto DAMA, la existencia de dicha materia

error: Contenido protegido con licencia Safe Creative y sujeto a ley de propiedad intelectual. Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril